Manizales: Ingreso al noviciado y renovación de votos religiosos

on 30 Dic, 2017
0
0
0
s2smodern

Manizales, 30/12/2017, Hna. Ana Patricia Vásquez.- El 7 de diciembre en ceremonia especial realizada en la Casa de Encuentros del Limonar tomaron el hábito e ingresaron al noviciado las hermanas: Luz Enith Ramírez Rodríguez y Leidy Johanna Aristizábal Padilla, y así continuar con el proceso de formación inicial. Dios las bendiga y les conceda la sabiduría, fortaleza, fidelidad y perseverancia al Si generoso que en el diario vivir le están dando a la propuesta de amor de Jesucristo al estilo de Marie Poussepin.

La provincia de Manizales está de fiesta... el Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres...

La celebración fue iluminada por las expresiones de la Virgen María en diferentes situaciones de su vida que permitieron manifestar el gozo de la elección y de la misión confiada por el Creador como Madre del Redentor. En cada una se utilizó una simbología que facilitó la contemplación y meditación del momento sagrado y el descubrir el sentido del revestirse del hábito simplificado como la Armadura de Dios para ser signo de entrega, seguimiento y fidelidad y templo donde el Espíritu pueda habitar y transfigurarse en instrumentos del Reinado de Dios. Igualmente se les hizo entrega de la medalla, las Constituciones y Reglamentos de Sainville, que las identifica como novicias de la Congregación.

Y el 8 de diciembre, en la Eucaristía presidida por el Pbro. Jorge Tulio Cardona, Hna. Dorelcy García Buitrago renovó sus votos religiosos ante Hna. Herminia Rincón Marín, superiora provincial, delegada de la Hna. Maria Escayola Coris. Momento que invita a cantar y proclamar la fidelidad amorosa de un Dios Padre–Madre misericordioso con ella, su obra predilecta salida de sus manos. Igualmente para agradecerle el don de la vida de sus padres, maestras y comunidades quienes han sembrado y cuidado en su corazón la semilla de la vocación.

Son días de alegría, de regocijo profundo y de gratitud por el camino realizado y la respuesta amorosa que cada una de nuestras hermanas le han dado al Señor. Dios las bendiga y la Virgen Madre y Reina de la Presentación, modelo de fidelidad y de don les acompañe en este caminar.